DE LA ARMONÍA HARTZ 5
   
   
  MANUEL ONETTI
   
anterior VIEJO

Siempre fui viejo
incluso cuando nací
desnudo pequeño
entonces ya era viejo
en el vientre de mi madre
al que golpeaba cuando intentaba asfixiarme
al que adoré hasta verlo morir
y supe que él era asfixiado
por las manos del hombre
y entonces ya era viejo
y sabía qué era el amor y el odio
la rabia y la pena
y entonces ya era viejo
sin esconderme

Siempre fui viejo
un viejo quemado por el sol
en una hormigonera que giraba sin parar
alimentando a los soladores de la azotea de una nueva clínica
entonces ya era viejo
para entender el desprecio y el abandono
al que quisieron aferrar mis piernas
esclavas a los pies de una cama
y entonces ya era viejo
para soñar con la muerte
y el lago de nueces
con su cisne rojo protegiendo
al viejo que yo era

siguiente
  POETA RELACIONADO:

José Luis Rey